Gestión de Activos

  Organización del mantenimiento

Las organizaciones, en general, tienen formatos diferentes que derivan, a su vez, de culturas propias. A Mantenimiento, no ajeno a este principio rector, se lo ve con diferentes dependencias y estructurado con funciones disímiles según la empresa de que se trate.

Nuestro concepto es que, reteniendo la filosofía básica y limitado por las condiciones de bordes aceptadas como infranqueables, es posible estructurar una organización que se adecúe a las funciones de la manera en que se observa en las empresas más exitosas.

Esta cuestión requiere de un análisis detallado de la organización tal como se presenta al momento y en la realidad, no como se la idealiza, mediante un diagnóstico o una auditoría estructurada, y posteriormente, de la elaboración de propuestas alternativas basadas en funciones.

La organización del mantenimiento se complementa con los procedimientos operativos y con los sistemas de información que se deben instalar, por ejemplo el de equipos o el de órdenes de trabajo entre otras.

Esta tarea se lleva a cabo con equipos de trabajo participativos, en los que los usuarios directos tienen ocasión de crear aquello que luego llevarán a la práctica. Este es un ámbito adecuado, también, para mejorar la eficiencia de las tareas analizando detalladamente su desarrollo y aplicando técnicas como las derivadas del método SMED, citado en Gestión de Operaciones.



  Análisis de confiabilidad

Los análisis de confiabilidad se llevan a cabo sobre los equipos y sistemas a partir de los datos históricos e informaciones disponibles de los fabricantes, y de la configuración productiva de la empresa. De esa manera se predice la disponibilidad de equipos y líneas y se determina, si fuera el caso, qué mejoras y dónde son necesarias para alcanzar algún valor objetivo prefijado.



  Auditorías

La palabra auditoría, típicamente referida a las contables, tiene una connotación de juzgamiento de conductas. Las auditorías de mantenimiento persiguen un objetivo totalmente diferente. La idea es conocer el estado presente y compararlo con otro alcanzable alineado con la meta de la compañía para delinear las políticas tendientes a recorrer el camino.

Con un cuestionario base como comienzo y un relevamiento in situ realizamos la evaluación y luego, consensuadamente con los involucrados, diseñamos el plan de acción y monitoreamos su desarrollo.



  Mantenimiento Centrado en Confiabilidad (RCM)

RCM es un método originado en el ámbito aeronáutico que permite, extendido a la industria o lo servicios, elaborar políticas de mantenimiento alineadas con los requerimientos deseados de seguridad, protección del medio ambiente, calidad del producto o servicio, y productividad.

La generalización ordenada fue posible a partir su normalización por SAE en 1999.

En gran cantidad de procesos, no solo productivos, se da el fenómeno de eventos dependientes entre sí. A su vez, esos eventos presentan variaciones de naturaleza estadística. La conjunción de ambos factores provoca que las productividades se reduzcan y que los lead times se alarguen.

Por ejemplo, a un proceso de estampado le puede seguir uno de lavado y luego otro de recubrimiento galvánico. Si la prensa de estampado se detuviese, por cualquier motivo que fuese (rotura, falta de material, falta de operador, etc.) y no existiese stock de material estampado para que se pudiese lavar y galvanizar, estas líneas se detendrían.

Estos efectos, siempre presentes, se atenúan con los stocks intermedios, o inventarios de productos en proceso (Work in process - WIP)

Está claro que si se busca producir en condiciones de mínimo stock y lead time, tal como se lo hace en Lean Manufacturing, es imprescindible reducir esas variaciones estadísticas.

RCM contribuye a reducir una parte importante de esas variaciones mejorando la confiabilidad de los equipos y, también su disponibilidad. Aplicando la técnica el usuario puede desarrollar un plan de mantenimiento que, finalmente, facilite la aplicación de Lean Manufacturing.



  Optimización del Mantenimiento Planificado

PMO, a diferencia de RCM, es un proceso que no se encuentra aún fijado sino en desarrollo y, desde luego, no se haya normalizado.

PMO es una metodología creada para la revisión de planes de mantenimiento, formales o informales ya existentes, con el objeto de eliminar las tareas de mantenimiento inefectivas o sin el retorno económico deseado, eliminar la duplicación de tareas entre gremios o entre mantenimiento y operación, distribuyéndolas racional y consensuadamente, y tender a incluir tareas de monitoreo antes que de substitución o reparación.

Así, aunque PMO y RCM tienen el mismo objetivo, que es la definición de políticas de mantenimiento, el campo de aplicación de uno y otro método es diferente. Tienen también en común los mismos conceptos, el mismo soporte estadístico y el mismo lenguaje.

PMO requiere de la existencia de un plan de mantenimiento, mientras que RCM debe comenzar desde cero. Cuando ello se cumple, PMO es más eficiente en el uso de los recursos, ya que aprovecha la información existente, requiere de menos reuniones multidisciplinarias, y analiza menos modos de falla. Por añadidura, es más motivante para el personal que forma parte de los grupos de análisis, ya que requiere un menor nivel de abstracción.



  Indicadores de Gestión

Medir y comparar, tanto sea contra estándares como contra valores históricos, es esencial para definir cursos de acción futuros. Parafraseando a Lord Kelvin, "si no se mide y se obtienen valores numéricos, se tiene lo que puede ser el principio del conocimiento del proceso que se está analizando, pero no el conocimiento profundo de él".

Pero ser debe ser juicioso a la hora de definir los indicadores, ya que no todos (en realidad pocos) son conducentes a los objetivos de la empresa. Más aún, algunos llevan a tomar acciones que son contrarias a aquéllos.

Por ello, aunque existen lineamientos generales que pueden seguirse, es necesario analizar críticamente el funcionamiento integral de la empresa para establecer los indicadores que deben seguirse primordialmente y seleccionar otro grupo que, en conjunto, permita tomar decisiones congruentes siempre con la meta de la empresa.



  Elaboración de Presupuestos

El presupuesto constituye una condición de borde para el funcionamiento de cualquier parte de una organización y, en el caso considerado, de Mantenimiento. Una elaboración concienzuda de él es esencial para contribuir al logro de los objetivos de las operaciones.

Pero, por restricciones de recursos humanos, su elaboración suele ser laxa, casi una mera formalidad que se obtiene extrapolando valores históricos sin consideraciones especiales. Nuestro apoyo, en este tema, consiste en complementar al personal regular, aportándole nuestro trabajo y experiencia y ayudándolos con una refrescante visión externa.



  Capacitación: Seminarios disponibles

Los integrantes de los grupos participativos previo a cada una de las actividades,debe recibir una formación teórico-práctica que les permita luego participar activa y comprometidamente.

En adición, esos cursos se realizan como unidades independientes, bajo la modalidad “in company” o abiertos al público.

  • Organización y Práctica del Mantenimiento
  • Introducción a la Confiabilidad
  • Análisis de Causa Raíz (RCA)
  • RCM (Reliability Centered Maintenance)
  • PMO (Planned Maintenance Optimizing)
  • Auditorías de Mantenimiento
  • Indicadores de Gestión
  • Costos y presupuestos para Mantenimiento